Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Firman SIBISO y el Tec de Monterrey un convenio para profesionalizar al personal que atiende a la población vulnerable

Publicado el 17 Octubre 2019
WhatsApp Image 2019-10-23 at 11.30.38.jpeg
WhatsApp Image 2019-10-23 at 11.31.25 (1).jpeg
WhatsApp Image 2019-10-23 at 11.31.25.jpeg
WhatsApp Image 2019-10-23 at 11.30.38 (1).jpeg

BOLETÍN 039

17 de octubre de 2019

• Informa Almudena Ocejo que 153 trabajadores de la SIBISO que atienden los albergues, cursarán un diplomado diseñado, ex profeso, para su profesionalización

• “Necesitamos atender a quienes atienden; necesitamos cuidar a los cuidadores”, dice la secretaria de Inclusión y Bienestar Social

• Un reto, el florecimiento humano; la ciudad, vital en las actividades del Tecnológico: Rashid Abella, su vicepresidente


Almudena Ocejo Rojo, titular de Inclusión y Bienestar Social, y Rashid Abella, vicepresidente del Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México, firmaron un convenio de colaboración destinado a impartir cursos al personal de esa secretaría que atiende a la población prioritaria.

El convenio se enmarca en la visión de esa institución educativa rumbo al 2030 para impulsar la innovación hacia el florecimiento humano, y de la SIBISO para alentar la inclusión y el bienestar social, en especial a los grupos más vulnerables de la capital de la República.

En tal sentido, la doctora Ocejo Rojo resaltó que para avanzar hacia el bienestar social primero deben ser incluidas las personas, porque, recalcó, es imposible avanzar hacia el desarrollo individual o colectivo si antes no se incluye a las personas en la sociedad, en el desarrollo.

Explicó, al respecto, que una de las formas de prestar atención a las poblaciones prioritarias son los Centros de Asistencia e Integración Social, CAIS, de la SIBISO, los cuales atienden, aproximadamente, a 2 mil 200 personas que, hasta antes de su ingreso en estos albergues, vivían en vulnerabilidad extrema. Son, explicó, residencias para personas que se encontraban en abandono social o en situación de calle y que, por eso mismo, requieren de atención especializada, de enormes cuidados.

En consecuencia, subrayó la secretaria de Inclusión y Bienestar Social, es fundamental fortalecer la preparación de los trabajadores que cuidan a esta población. Este es un aspecto de fundamental importancia.

“Necesitamos atender a quienes los atienden, necesitamos cuidar a los cuidadores”.
Porque a veces se olvida, recordó la doctora Ocejo Rojo, que nuestros cuidadores también requieren cuidados. Sí, necesitamos impulsar la profesionalización. Pero, sobre todo, decirles a los trabajadores que atienden a poblaciones prioritarias que ellos son fundamentales en las labores de la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social, advirtió con énfasis.

Ocejo Rojo hizo hincapié en que el Gobierno de Claudia Sheinbaum avanza hacia la consecución de cosas muy concretas para que, en lo inmediato, redunden en el mejoramiento de la calidad de vida de las personas, en su florecimiento personal. Pero eso también requiere, advirtió, preparar a la gente que los cuida, capacitarla, acompañarla en su desarrollo para después afinar los modelos de intervención social.

Agregó:
“Somos la secretaría que atiende a poblaciones prioritarias, a las personas que viven en condiciones vulnerables. Y esa labor pasa por profesionalizar a los cuidadores, por certificar a nuestras y nuestros trabajadores, lo que nos permitirá, precisamente, atender a ese tipo de personas con el máximo grado de calidad.

Pero, acotó la doctora Almudena Ocejo, no podremos hacer realidad esos estándares de calidad, si no vigilamos los modelos basados en la profesionalización, si no enriquecemos esta red de apoyo entre estudiantes, funcionarios, trabajadores de los CAIS y de las comunidades en que éstos se localizan.

“En lo inmediato, gracias a este convenio de colaboración entre SIBISO y el Tecnológico de Monterrey, 153 de nuestros trabajadores cursarán un diplomado diseñado, ex profeso, para la profesionalización de los encargados de cuidar a la población vulnerable en nuestros albergues”.

Ambas instituciones, agregó la funcionaria, darán inicio a un prometedor proceso de colaboración con tres grandes proyectos. El primero consta de una certificación basada en los siguientes cinco estándares de competencia para los colaboradores de los Centros de Asistencia e Integración Social.
1. Promoción de servicios de asistencia social.
2. Atención a personas adultas mayores.
3. Prestación de servicios para el desarrollo de niñas y niños a través de actividades de juego en los albergues.
4. Preparación de alimentos.
5. Atención social de niñas, niños y adolescentes en los CAIS.

Otro diplomado, continuó la titular de Inclusión y Bienestar Social, tiene la finalidad de profesionalizar a nuestros mandos medios en la administración de este tipo de instituciones de asistencia social.

En resumen, concluyó la doctora Almudena Ocejo Rojo, buscamos preparar a la gente que cuida a las personas, capacitarla, acompañarla en su desarrollo y después afinar los modelos de intervención para poder ser capaces de atender a las poblaciones prioritarias con el máximo estándar de calidad y calidez humana.

A su vez, el doctor Rashid Abella, vicepresidente del Tecnológico de Monterrey, afirmó que el florecimiento humano es un reto:
“Estoy seguro que en las actividades de este centro de estudios, la Ciudad de México tiene un papel sumamente importante, así lo ejemplifica el nuevo campus que se encuentra en proceso de construcción con la intención de quesea icónico en el florecimiento humano, pues se pretende preparar a los jóvenes no sólo en las aulas, sino en la comunidad, en el exterior”

“Hacerlo realidad será una verdadera hazaña, pero, sin duda, la única forma en que podremos conseguirlo es mediante alianzas con las instituciones de Gobierno”.